A lo largo de los años, la Reina ha definido su estilo como totalmente moderno y rompedor pero sin alejarse de la elegancia y sofisticación propia de la realeza. Adora los stilettos y los vestidos midi, pero también los vaqueros entallados, las deportivas de plataforma y los piercings.

Ir a la noticia