El estilo que lucimos en la calle no siempre coincide con las tendencias que nos proponen las pasarelas o con los looks que lucen las grandes artistas. Sin embargo, en estos últimos meses hemos difuminado las líneas de lo que considerábamos extravagante y nos hemos vuelto más atrevidos con los cortes y con los tonos. Por eso, en gran medida, se han acortado las distancias entre lo que se lleva y lo que se propone.

Ir a la noticia