Ya nos aplicamos sombras de colores y purpurina en los ojos, los labios y los pómulos ¿El próximo grito? Maquillaje para las orejas.

Ir a la noticia