Extrema, complicada, excéntrica… la moda de la temporada otoño-invierno viene de todo menos sencilla.

Ir a la noticia