El mayor reto de cualquier serie o película es lograr que los actores parezcan realmente los personajes que interpretan, especialmente cuando se trata de referencias históricas. Entre las dificultades, están todos los matices referidos al look de belleza, como su peinado o su corte de pelo. Y en The Crown, lo han logrado al detalle.

Ir a la noticia